Enfoque

El profesional del cuidado es una prioridad para los proveedores y para su confianza e identificación con los servicios que se prestan son necesarios acuerdos de trabajo y modelos organizativos satisfactorios. Esto incluye, condiciones de trabajo menos aisladas, responsabilidades y capacitación adicionales, y capacidad para ser flexible a las necesidades de los usuarios del servicio, para trabajar de manera autónoma y tomar decisiones.


Promover el enfoque centrado en la persona basado en la construcción de un contexto de confianza entre los usuarios del servicio y el profesional que brinda atención personal e íntima.


Avanzar hacia un modelo de atención proactivo y preventivo, y alejarse de la atención domiciliaria reactiva, fragmentada y por episodios. Esto incluye satisfacer el bienestar general.


Los cuidadores informales y los activos comunitarios deben ser reconocidos e involucrados como una parte clave del equipo de atención de una persona.


Son necesarias nuevas soluciones de pago para promover un enfoque centrado en el valor que busque mejorar los resultados asistenciales.


Construir conocimiento como fórmula para la búsqueda de la calidad de un producto, servicio o actuación.